Coronavirus y Tercera Edad

Las personas de 60 años o más son particularmente vulnerables a infecciones graves o fatales derivadas del COVID-19. Estos son algunos consejos para reducir su riesgo.

Las personas mayores con padecimientos médicos subyacentes están expuestas a un riesgo particularmente alto. Los expertos le atribuyen parte de ese riesgo a un debilitamiento del sistema inmune debido a la edad.

Eso hace que las personas mayores y sus familias se pregunten cuáles son las precauciones adicionales que deben tomar. Hay varias prácticas ideales que han sido recomendadas por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por su sigla en inglés), la Organización Mundial de la Salud (OMS), los geriatras y los especialistas en enfermedades infecciosas.

  • Lávate las manos frecuentemente con jabón y agua tibia durante veinte segundos o límpialas con un gel antibacterial a base de alcohol
  • Evita estrechar manos
  • Aléjate de las grandes reuniones; limpia y desinfecta objetos que se toquen con frecuencia
  • Evita el transporte público y las multitudes
  • Abastécete de provisiones.
  • Cubrirse la boca con el antebrazo o con un pañuelo al toser o estornudar.
  • Utilizar en la medida de lo posible pañuelos y toallas desechables.
  • Ventilar la casa todos los días durante 10 minutos en la medida de lo posible.
  • Es recomendable que se lleven las uñas cortas, evitando el uso de anillos, pulseras, relojes de muñeca y otros accesorios.
  • En caso de presentar síntomas respiratorios cualquier persona del domicilio debe de ponerse en contacto con los servicios sanitarios, aunque al mismo tiempo, recordamos que es importante no saturar los servicios de urgencia, recurrir a los servicios médicos si es necesario y, preferiblemente, en el propio domicilio.

Algunos expertos están recomendando que los adultos mayores en riesgo cancelen las citas médicas no esenciales. En caso de estar disponibles, los servicios de telemedicina pueden ser un sustituto razonable.

Habla con tu médico sobre acumular dos o tres meses de medicamentos esenciales con receta.

Si estamos todos confinados en casa por decreto ley, pero eso no quiere decir que estemos aislados. Organiza reuniones virtuales con amigos y familiares, pues tiene en mente los beneficios de la participación social.

No canceles esas actividades, comunícate on line por Whatsapp., Zoom, Skype o FaceTime.

Hay que mantenerse activo

La importancia de mantener los buenos hábitos, incluyendo suficiente tiempo para dormir, la alimentación saludable y el ejercicio.

El ejercicio es benéfico al combatir los efectos del coronavirus. Puede ayudar a impulsar el sistema inmune, disminuir la inflamación y tener beneficios mentales y emocionales.

Así que hay que seguir estas recomendaciones y sobre todo toca ser responsables, así que ¡QUÉDATE EN CASA, por ti y por ellos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *